16 de mayo de 2008

La última y nos vamos

El tiempo que ha pasado y lo que hemos cambiado, el trabajo, las mujeres, la hipoteca y ponme a mí también una de esas. Qué vamos a hacer mañana y dónde están los que faltan, las drogas, la policía, la cárcel, algún que otro recuerdo de cuando no teníamos más que hacer que ver pasar los minutos y las horas. Y póngame otra ronda.
Los sueldos bajos y cómo nos los montamos, llegar a fin de mes, formar una cooperativa. Quién se ha casado, a qué se dedica aquel de los nuestros que marchó hace unos años y para mí la última que mañana a las seis me levanto. El colesterol, la alimentación, el alcohol y el tabaco, consolarse con pensar que el que te mira te ve más delgado.
La ex novia, el vecino y la semana en que murieron aquella pareja de ancianos que jamás nos devolvían las pelotas que caían en su patio. Tu hermana, mi hermano, la hija del novio de mi madre, que se ha mudado. Planes del pasado, que harás esta noche y antes de irte invítanos a otras seis cañas que tú todavía no has pagado.
Las mujeres que pasan, el hachís, mañana nos vemos seguro y por qué no mejor el sábado. La última y nos vamos. Los coches, las motos, aquel garito en el que nos pasamos todo el verano. La barca que me he comprado, el negocio de imprimir sobre vinilo o metacrilato, cómo están las cosas aquí y allá, cómo se lo monta aquel del que hace que no sabemos años.
El buen sexo, el querer y el viaje que te perderás si no consigues la pasta para el verano. La última película que has visto, el último disco que he escuchado, esa asignatura pendiente que me impide ser un titulado y, déjame, la penúltima la pago yo, luego ya veremos cómo y dónde acabamos.
...

3 comentarios:

Guillermo Vila dijo...

Extraordinario canto a la melancolía, amigo. ¡Me encanta!

Anónimo dijo...

ME HA ENCANTADO AMIGO!
Para cuando unas cañas por el barrio? Sabes donde encontrarme.

Mil besos,
Eva.

Anónimo dijo...

Qué barca te has comprado? Es que te vendo una moto náutica si sólo era un farol...