12 de septiembre de 2007

Un día cualquiera

Es mentira que las despedidas sean difíciles, lo realmente complicado es saber encadenar las palabras suficientes para conformar una buena bienvenida. Será que un adiós tiene la melancolía suficiente como para arrancar a cualquier frase todo su lirismo, o será que un saludo es igual de sobrecogedor, pero el mejor fotograma lo robó aquel 'siempre nos quedará París'.
Y es cierto, París queda en la memoria colectiva como una bonita despedida, pero un día cualquiera uno se despierta y descubre que un amanecer a orillas del Nilo, las últimas horas de faena de los pescadores en las islas griegas, un brindis de ron añejo en la Habana vieja, la llegada del otoño en el mirador de Na Burguesa o el nítido olor que desprende una churrería madrileña cuando a primera hora de la jornada levanta sus barreras, huelen a cálida bienvenida.
Ese día cualquiera, que podríamos situar en cualquier mes, de cualquier año, pero ese día en concreto, uno vuelve a creer en los buenos principios y decide empezar una nueva página en su cuaderno.
Este podría ser el mío.
Bienvenidos

7 comentarios:

garbiss dijo...

Querido amigo: sé bienvenido. Celebro ser el primero en escribir aquí, en este resíduo de tus náuseas que espero compartir. Cuantos más vomitemos, más nauseabundo será el ambiente y, con un poco de suerte, acabaremos expulsando del paraíso a los ineptos, ridículos, estrambóticos, botarates y lameculos que gobiernan y son gobernados. Justicia y amor. Con dios.

Ani dijo...

Bueno...supongo que soy la segunda...y tengo que reconocer que me ha encantado el texto, muy bonito, bucólico...muy tuyo. Yo no tengo de esto (ni lo tendré), pero me gusta visitar los de los demás. Tu colega...sin comentarios. Un besote grande.

Anónimo dijo...

Querido cuñado.. sólo decirte que visité tu blog.. que me gustó.. y que en otra época de mi vida escribiré.. pero ahora estoy en un momento.. que podría ser similar a una despedida, aunque tu lo entenderías más como bienvenida dada su dificultad..
en fin da igual.. lo dicho.. me gustó..
Besos
#AC#

Raipirinha dijo...

Bueno, pues yo voy a añadir aqui un comentario también para animarte a que sigas escribiendo...constancia, mallorquín, constancias, jajajaja. Ya te dije que me gustó mucho el texto porque es muy tú, a ver si de esta forma dejas de ser tan blindado, por lo menos conmigo. Besiños

Malaguita dijo...

En el bol de la batidora se pone el aceite, el vinagre y la sal, después bien cortaditos se añaden los ajos, el pimiento y el pepino. Se tritura todo bien y se va depositando en el chino(intrumento de cocina, no confundir con el típico chino). Se va incorparando el tomate, previamente escaldado y pelado y se sigue pasando por el chino. Se incorpora el agua para que no quede tan espeso y unos cubitos de hielo para que esté más frio. A la nevera y listo... cualquier dia es bueno para darle la bienvenida al gazpacho... que aproveche.

Mamita dijo...

Me gusta esta bienvenida, muy evocadora. Espero con "ansia" la continuación de tus elucubraciones. Besitos. Ànim i endavant.

Venegas dijo...

Me gusta el gazpazho y no me gustan las despedidas. Me gusta mentir para decir la verdad y me gusta que me den la bienvenida a base de letras. Me encantan los rincones de palabras donde sólo cabe lo importante, lo que a nadie le interesa. Ya sabes..., Borges, alcohol, gazpacho y lívido, mucha lívido con amor y besitos. Me gusta esto amigo. Un abrazo y a seguir