11 de marzo de 2008

Cadáveres políticos

Una hoja que se marchita y cae ha sido la Izquierda Unida de Llamazares, aquella formación que una vez tuvo un líder capaz de proclamar la III República en la soledad de su alcoba y movilizar con sus soflamas a cientos de miles de entusiasmados votantes, ajenos al 'tsunami bipartidista' que denunciaba Gaspi para justificar la dulce muerte a la que se va a someter de aquí a la Asamblea Federal que tratará de buscar a un nuevo icono de la izquierda alternativa española.
Porque, una vez que hasta sus acérrimos han optado por unirse a Fran Perea a la plataforma de apoyo al que ya es presidente del Gobierno, a Llamazares ya sólo le queda morir lentamente en su escaño del Congreso, junto a su 'company' catalán de voz melosa y discurso endeble. Puede que este país ya no esté hecho para las pocas ideas subversivas sobre la lucha de clases que, en algún que otro ataque de lucidez, ha parido Izquierda Unida en la última legislatura. O puede que su líder no haya conseguido hacer que la gente discierna entre él mismo y su caricatura.
En cualquier caso, no quedan valientes como Anguita para ponerse al frente de esta formación. Aquellos que durante los últimos ocho años han tratado de lapidar a Llamazares desde dentro llamando a la refundación no entienden que un líder busque protagonismo en la escena política a gritos, vendiéndose como Supergaspi en la red; pero tampoco han dado un paso al frente cuando el partido que podría ser estandarte de la verdadera izquierda se ha hundido casi por completo y el capitán ha hecho las maletas para abandonar el barco.
...


Con más sutilidad y diplomacia se prepara una noche de los cuchillos largos en Esquerra (amb 's' aquí i a la China Popular, senyors espanyols). Los republicanos han despertado del sueño del aznarismo y han comprobado que las grandes arengas independentistas sólo funcionaban cuando el anterior inquilino de La Moncloa era antipático y, encima, vivia en Madrid.
Puigcercós parece haber decidido dar un golpe de mano en la dirección del partido tomándola al asalto con la ayuda de las bases asamblearias del partido, aprovechando que Carod-Rovira se ha acomodado ejerciendo de relaciones públicas para la Generalitat en ese despacho al que él mismo colgó el cartel de 'Vicepresidencia'.
Josep Lluís va a pasar un duro examen ante la militancia, con un número dos que ya ha presentado los deberes y ahora está dispuesto a darle las collejas que le pidan desde abajo. Puigcercós ha salido del Govern sin ruido y convencido de sus opciones para liderar a una Esquerra Republicana de Catalunya que sigue pensando que la independencia es el camino.
Y el molt honoratble president Montilla asiste impertérrito a las intrigas palaciegas de sus socios , muy en ese estilo de político sueco que no parpadea mientras algunos se huelen un conato de revolución republicana que podría obligar a adelantar una vez más las elecciones. Del 'charnego' impasible en el que nadie creía dependerá que todo siga atado y bien atado en una legislatura en la que los nacionalistas conservadores de CiU van a poder sacar pecho nada menos que desde Madrid.
...


Por último, por encima de los cadáveres políticos de la izquierda y el independentismo catalán, el dirigente al que la vida premió con dos hijos varones cuando él lo que quería era una niña de la que presumir por toda España. Viendo al Mariano del domingo al filo de la medianoche, ese al que su mujer frotaba la barriga con protectora dulzura mientras el resto de los que salieron con él al balcón a dar la cara hacía muecas de alegría, a cualquiera se le olvida cuál es el Partido Popular del que ha tirado cuatro años.
Desaparecido en combate cuando los medios que le han jaleado -y de los que se ha valido- esta legislatura ya no daban ni un duro por él y pedían las cabezas necesarias en la formación que un día tuvo la mayoría absoluta, Rajoy dice que está tocado, pero no hundido, y se ha plantado delante de los suyos para dejar bien claro que él no se bate en retirada.
A más de uno se le ha caído la lágrima pensando '¡con dos cojones, Mariano!', pero lo cierto es que aún habiendo dado un puñetazo sobre la mesa a nadie le extrañaría que de aquí a junio le hubieran crecido los enanos y que los que hoy le aplaudían con entusiasmo mañana le condenen al exilio europeo, que es en Bruselas donde van a morir los políticos una vez que han servido a la manada como les había sido asignado.
Con los contadores a cero y escaso margen de tiempo desde que se dé el pistoletazo de salida en el Congreso en abril hasta que tenga que someterse al juicio del partido en junio, Rajoy va a tener que enfrentarse día sí, día también, a los coqueteos de algunos de los dirigentes del PP con la pregunta del millón: ¿aspira usted a la sucesión?
...
Nota al pie: Los procesos electorales son, en algunos casos, como esos días de otoño en los que se adivina el invierno que está por llegar; en otros, como un paredón de fusilamiento.
...

1 comentario:

Ana dijo...

Estoy de acuerdo en lo de IU, qué vuelva Anguita!
Ana desde el trabajo sin trabajo