16 de noviembre de 2007

...en minuto y medio...

"… ponerse uno a escribir una cosa sin saber adónde ha de ir a parar, descubriendo terreno según marcha, y cambiando de rumbo a medida que cambian las vistas que se abren a los ojos del espíritu. Esto es caminar sin plan previo y dejando que el plan surja"

...teclear porque sí y acabar no sé cuando, reinventar el ensayo de Unamuno es jugar a ser el vivíparo que espera que seas, los dedos acompañan a la música con la insolente ligereza del que hace playback y más bien se limitan a contar mentiras del yo o actos fatuos que acontecen en el universo, describen con quirúrgica precisión, por ejemplo, el número de vueltas que es capaz de dar un aro de humo bajo la luz intermitente de la lampara de mesa, o arrojan sobre el papel excelsas opiniones, el corazón en las yemas y solemne el baile de pulsaciones, y otras veces, las menos, pero las peores, les da por lanzarse a contar intimidades...
Nota al Pie: Unamuno no lo advirtió, pero ser un mamífero debería estar prohibido para el cualquiera que es incapaz de gestar una criatura con sentido

2 comentarios:

dani dijo...

Sí señor. Me gusta. Estaré al tanto de este blog.

Por cierto, suscribo de principio a fin 'El tono de moda' (no he leído más que las entradas que aparecen en la portada, así que no puedo juzgar mucho más).

Anónimo dijo...

Me gusta tu comienzo ese de "...empezar porque sí y acabar no sé cuándo..." es muy Héroes del Silencio.

La verdad es que yo cuando escribo nunca llevo un plan preestablecido. Así me va.
Pero con el tiempo, cuando releo lo escrito, sí que le encuentro sentido.

Por ello espero, según tu estricto criterio, poder ser un mamífero, aunque a veces no quiera.

Aunque algunos de los temas que tratas se me hacen un poco densos, me parece un buen blog, bonito y emotivo a veces. Me gustó esa entrada en la que hablabas de bienvenidas-despedidas, la de madre no hay más que una y, sobre todo esa de inofensivos-inocentes, o algo así.

Enhorabuena por el blog, ánimo con esa literatura.

Un saludo